Alberto López

Retazos de Barañain, historia de un pasado reciente. Serie de relatos basados en recuerdos de su autor Alberto López Iborra

2022-03-11

Ganar tiempo a la desesperada

Esta es la consigna instalada en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barañain. Tras varias dimisiones, sólo cuatro concejales de los ocho que componen Na+, ejercen responsabilidades de gobierno. Es decir, cuatro personas "gestionan" políticamente Alcaldía, Hacienda y Personal, Urbanismo, Protección Ciudadana, Igualdad, Cultura, Euskera, Educación, Servicios Sociales, Servicios Generales, Deportes, Auditorio, Escuela de Música, Lagunak...

No hay equipo humano que pueda ejercer una labor mínimamente adecuada en esas condiciones. Es evidente que esta situación acarrea en la actividad municipal falta de iniciativas, falta de respuestas, atrasos y un malestar creciente en muchos sectores de Barañain, incluidos sus votantes. Si a esto le sumamos las divisiones internas en la derecha navarra, el resultado de la ecuación es literalmente un desastre.

Que la legislatura en la que gestionas el Ayuntamiento coincida con la etapa del Covid, supone que gran parte de tu labor se centre en las medidas implantadas para frenar los efectos de la pandemia. Pero no debemos olvidar que en muchas localidades cercanas, han continuado las inversiones, las iniciativas conjuntas con el vecindario, la colaboración con colectivos y sobre todo la actividad municipal en condiciones óptimas.

Las frases que más se repiten desde hace un tiempo en muchos sectores de Barañain es la de que el Ayuntamiento “no contesta”, “se atrasa”, “no explica”, “no expone”, “no cumple”.

La buena labor del personal técnico en la mayoría de casos, no siempre es garantía de una administración eficaz, ágil, innovadora, activa y en colaboración permanente con el vecindario, si la parte política no responde.

La alcaldesa de Barañain se siente cuestionada de manera personal cuando alguien le plantea lo que está pasando en el Ayuntamiento. No seré yo quien aconseje a la derecha, pero quizás debería mirar alrededor y asumir que el experimento de Na+ en Barañain, es un experimento fallido.

Si ha podido permanecer en la Alcaldía hasta ahora, ha sido porque algunas fuerzas políticas han decidido que es mejor mantener esta situación que buscar otras alternativas. Un grave error que está provocando, de momento, tres años de retroceso para Barañain.

Eso sí, por cámaras de vigilancia y corrales para las vaquillas que no sea.   

Diseño y desarrollo Tantatic